Resumen de Noticias

Opinión y Columnas

USO DE RAZÓN / Sí es posible, dice Chihuahua / Pablo Hiriart

La Razn

La Razn

USO DE RAZÓN / Sí es posible, dice Chihuahua / Pablo Hiriart

Michoacán es el paradigma de lo que se ha hecho mal, pero también tenemos la referencia de lo que se ha hecho bien. Y es Chihuahua.

Son realidades diferentes y demandan un tratamiento distinto, es cierto. Pero los hermanaba el crimen desbordado y cuerpos policiacos confundidos con bandas criminales. Hoy, afortunadamente, Chihua- hua se cuece aparte.

De 2010 a 2013, el homicidio doloso bajó en el estado de Chihuahua en 70 por ciento. Y en Ciudad Juárez, en su momento la urbe más violenta del mundo, ese tipo de homicidios descendió en 90 por ciento.

Así es que no hay que ir tan lejos para contar con modelos exitosos de combate a la violencia y a la criminalidad. Hay que ver Chihuahua, que fue capaz de remontar una situación de elevadísima criminalidad e impunidad prácticamente generalizada.

De acuerdo con reportes oficiales, los agentes del ministerio público de la Fiscalía General del Estado Zona Norte, cuentan con un récord de 98.3 por ciento de efectividad en vinculaciones a procesos y sentencias condenatorias.

El robo de vehículos bajó al 60 por ciento y en tres años se recuperaron ocho mil coches tobados.

La caída en el índice de secuestros es vertical, lo mismo que el cobro del derecho de piso que realizan grupos delictivos para extorsionar a empresarios.

Sólo en este año, mil 711 prófugos de la justicia han sido detenidos, lo que significa que el 95 por ciento de las órdenes de aprehensión se han cumplido. En el país, la media es exactamente al revés: impunidad del 95 por ciento. No se trata de aturdir con cifras, que las hay. Lo importante es ver que tenemos una experiencia exitosa, concretada en un plazo breve, y conocer cómo lo hicieron en Chihuahua.

Lo primero que hicieron fue reestructurar las policías. Desaparecieron la Procuraduría General de Justicia del Estado y la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, para unificar en un solo mando a los cuerpos policiacos: la Fiscalía General del Estado.

El gobierno estatal asumió el control del penal de Ciudad Juárez y trasladó a mil 700 reos peligrosos, que estaban ahí por delitos federales sin ser originarios de Chihuahua, a cárceles del resto del país.

Buena parte de la extorsión y del delito se planeaba desde ahí, desde las cárceles.

Se creó una unidad Anti Extorsiones, denominada Jóvenes Profesionistas, con lo que -de acuerdo con la información oficial- cinco mil empresarios han dejado de pagar derecho de piso y no han sido víctimas de represalias o atentados.

Se reformó el Código Penal, por lo cual a secuestradores, extorsionadores, homicidas de policías y periodistas, se les condena a cadena perpetua.

Hay mucho más, desde luego. Pero la realidad está ahí. Chihuahua cambió. Es decir, sí es posible.

Cada entidad tiene sus propias características. Por eso resulta novedoso, y atractivo, que en Michoacán se vaya a realizar una operación municipio por municipio para recuperar la paz...

Pero de que es posible, claro que sí.

phl@razon.com.mx
Twitter: @PabloHiriart

Articulo Enviado por: arturo a las 2013-08-06 06:17:17


Cerrar